Historia


El 13 de febrero de 1826 en San José, la Honorable Junta de Representantes sancionó un texto de dos artículos: “Artículo 1º) Habrá tres oficinas generales para la administración , recaudación y conservación de las rentas públicas en la Provincia Oriental a saber: una Contaduría, que liquide todas las acciones activas y pasivas, que intervenga en todas las recetas y pagos del Tesoro, que arregle y metodice el establecimiento y cobranza de los impuestos directos e indirectos; una Receptoría general, por la que recaudarán todos los impuestos directos o indirectos; y una Tesorería general, que conserve el Tesoro público de la Provincia. Artículo 2º) El gobierno queda encargado de arreglar todo lo conducente al mejor y más acertado cumplimiento de este decreto.”

Esta norma original fue reglamentada por decreto de 10 de enero de 1827, el cual establece que las funciones de la Contaduría serán: “1º) llevar las cuentas del gasto que demande el servicio público en la Provincia. 2º) liquidar sus créditos activos y pasivos. 3º) tomar cuenta a los recaudadores y administradores de intereses públicos. 4º) pasar mensualmente a la Secretaría General el balance de sus operaciones y en la forma que corresponde para su publicación”.

El citado decreto fija asimismo el número de funcionarios con los cuales comenzó su actuación. Así, su Art. 1º instituye una Oficina de Contaduría en la Provincia la que “será servida por ahora de un Contador principal, un oficial primero, otro segundo y un oficial auxiliar.”

Pero fue en el año 1855 que se reglamentaron las funciones de la Contaduría General utilizando expresiones que perduraron por más de un siglo. En efecto en el Decreto de 6 de marzo de 1855 aparecen dos vocablos muy importantes para denotar la importancia que se asignaba a la Contaduría General: "Esta oficina será la llave de todas las de Hacienda, y el centro de sus operaciones: las fiscaliza y ejerce superintendencia sobre ellas".

Esta expresión la volvemos a encontrar en la Ley Nro. 15903 de 10 de noviembre de 1987, que en su artículo 547 dispone: " El control interno de la gestión económico-financiero estará a cargo de las contadurías centrales, bajo la superintendencia de la Contaduría General de la Nación (...)."

Mención aparte merece el proceso de informatización de la Contaduría General que tiene un hito importante en la creación del Centro de Cómputos por el artículo 159 del Decreto- Ley Nro. 14416 de 28 de agosto de 1975 con la finalidad del procesamiento y archivo de toda la información financiera, presupuestal y patrimonial de la Administración.

A tales efectos, en la década de los ochenta se implementó la red del teleproceso constituida por unidades centrales de procesamiento vinculadas a estaciones remotas integradas por un video y una impresora, que en su momento alcanzó la cifra importante para nuestro medio de 75 terminales video-teclado más 44 terminales impresoras instaladas en las Contadurías Centrales, Poder Legislativo, Poder Judicial, Tribunal de Cuentas, etc.

Ya a fines del siglo XX pero proyectándose hacia el siglo XXI, la Ley Nro. 16.736 de 5 de enero de 1996 estableció entre sus cometidos esenciales la implementación del Sistema Integrado de Información Financiera del Estado (S.I.I.F.), destacándose como objetivos:

  • integrar los componentes de la política fiscal de recursos, gastos y financiamiento, y
  • establecer el control interno financiero automático incorporado en los sistemas computacionales.

Reseña Histórica del Edificio

El 2 de abril de 1887 se inaugura el “Teatro Politeama 25 de agosto”, en la calle Colonia esquina Queguay (actualmente Paraguay). Era la sala mayor de teatro de su época junto con el Solís, San Felipe y Cibils, con una capacidad para 3000 personas. Esta construcción, realizada totalmente en madera, fue pasto fácil de las llamas en la noche del 8 de octubre de 1895, destruyéndose en su totalidad.

El 9 de marzo de 1901 se inaugura un nuevo local en el mismo predio para sede del teatro “Nuevo Politeama”, en reemplazo del anterior. El 31 de diciembre de 1919 por un descuido del conserje del teatro, nuevamente un incendio destruye por completo el nuevo edificio y todas sus instalaciones.

El predio permaneció vacío hasta el 8 de enero de 1930 en que el Ministerio de Hacienda se traslada a su nueva sede proyectada y dirigida por el arquitecto Juan O. Lamolle. Según lo consigna la crónica del diario “El Día” del 9 de enero de 1930 “Ayer de tarde las Oficinas del Ministerio de Hacienda se trasladaron de su sede de la calle Uruguay esquina Florida, al nuevo local que ocuparán en el edificio construido en las calles Colonia y Paraguay comenzando la atención al público el 10 de enero”.

En el correr del año 1930 al final del gobierno del Dr. Campisteguy, las oficinas de la Contaduría General de la Nación que funcionaban hasta ese momento en la calle Ciudadela, se trasladan al mismo edificio del Ministerio de Hacienda.

En la actualidad, el edificio es sede de tres Unidades Ejecutoras del Ministerio de Economía y Finanzas: 001 “Dirección General de Secretaría”, 002 “Contaduría General de la Nación” y 004 “Tesorería General de la Nación”.

Funcionarios destacados de la CGN

  • Héctor Supicci Sedes. 1941 Campeón de automovilismo.
  • Horacio “Pintín” Castellanos. 1927 Músico y compositor .
  • Guillermo Silva. 1937 Boxeador
  • Agenor Muniz. 1962 Futbolista.Campeón Sudamericano con la Selección celeste en 1942.
  • María del Carmen Requejo. 1945 Nadadora campeona sudamericana.
  • Antonio Sureda. 1934 Actor de comedias y radioteatros.
  • Nobel Valentini - Arbitro internacional de fútbol, watperpolista, periodista radial y de prensa.
  • Constancio García Vigil. Escritor de cuentos infantiles.
  • Humberto Pozzo. 1937 Campeón de casin y de billar.
  • Alberto Langlade. Jugador de basquetboll.
  • Adessio Lombardo. 1963 Jugador de baloncesto e integrante de la selección nacional. Campeón sudamericano y medalla de bronce olímpica.
  • Horacio López Vignart. 1946 Periodista. Jefe de Turf de El Diario .
  • Angela Peña Techera. 1953 Poetisa.
  • Neptuno Abella. 1946 Destacado waterpolista, integró la selección nacional en varias oportunidades y fue campeón Sudamericano.
  • Miguel Cereza. 1961 Cantante de opera.
  • Luis Alberto “Tuerta” Rodríguez. 1937 Futbolista.
  • Pascual “Polaco” Bazán. 1939 Waterpolista integró la selección nacional.
  • Amnerys Bosco Gaybisso. Poetisa.
  • Carlos Bastos. 1919 Futbolista.
  • Mario Benedetti. 1940 Escritor
  • Miguel A. Echazarreta. 1937 Remero.
  • Enrique “La coneja” Mamberto. Futbolista.
  • Alberto Montaño. Periodista deportivo y de noticias internacionales. Recibió en 1970 el Premio de Asociación Mundial de Prensa.
  • Carlos Trelles. 1925 Tenor.
  • Dante Iocco. Waterpolista. Presidente del Club Nacional de Futbol y Neutral de la AUF.
  • Omar Grezzi. 1937 Escultor
  • Pedro Ipuche Rivas. 1949 Abogado, Crítico de música.